10 claves para ser un buen vendedor

Es cierto que existen diferentes acepciones sobre la palabra “vendedor” y la mayoría coincide en darle el significado de ser “alguien que cambia algo por dinero” y aunque es una realidad que esa es una de sus funciones; hoy en día, un vendedor debe ser más que una persona que solo intercambia cosas por dinero (como medida de cambio).

Para enfrentar los retos que tiene hoy un vendedor a continuación te presentamos las 10 claves principales para no ser solo un vendedor; sino, ser un buen vendedor:

 

  1. Cree en ti y tus capacidades: A menudo uno de los mayores enemigos que tenemos al presentarnos con el cliente es el temor de no saber lo que nos espera detrás de esa puerta que hemos tocado con gran insistencia, es por ello que debes confiar en quién eres, lo que sabes y sobre todo en el objetivo que has perseguido desde que se marcó el número en la primera llamada.
  2. Prepárate y síguete preparando: El conocimiento se convierte en una herramienta de gran utilidad al momento de desempeñar tus funciones como vendedor; las palabras “este” “según” “yo pienso” “me imagino” “tal vez” y algunas más están prohibidas en cualquier entrevista que tengas; ante todo, debes demostrar que tu conocimiento es firme y fundamentado de tal forma que le trasmitas confianza y seguridad a tu cliente.
  3. No sobrevendas o mientas a tu cliente: Lo peor que puedes hacer es sobrevender un producto o servicio; el día de mañana tendrás que enfrentarte a la fuerte realidad de ese alcance y lo peor es que ocasionara molestias en el cliente y en tus compañeros quienes tendrán que hacer lo posible por cumplir tus promesas a riesgo de dejar una mala experiencia en el cliente.
  4. Cuida tu imagen: Una apariencia profesional siempre es muy importante, no olvides que “La primera impresión es muy importante; debes ir bien vestido, aseado, con tus documentos, ordenados, todo listo para tu presentación y debes llegar puntual a tu reunión.
  5. Seguimiento puntual y constante: Si bien es cierto, ya has vendido el producto al cliente, sin embargo tu labor no ha terminado ahí, es muy importante que des un seguimiento a lo que el cliente ha adquirido, uno de los canales más importantes de ventas es la recomendación de los clientes.
  6. Conoce tus números: Debes tener en cuenta las metas establecidas ya que esto será la guía que te permita diseñar un plan e incluso solicitar los apoyo a las diferentes áreas para que se pueda lograr cumplir con los objetivos planteados. Debes fijar metas diarias y semanales y al termino de cada día hacer un análisis de los sucedido y fijar el plan de acción del siguiente día… Evitando que las desviaciones contra el plan se acumulen y trunquen el objetivo final.
  7. Acepta el cambio: El mundo de las ventas a menudo se enfrenta a cambios exógenos lo que implica que el vendedor tenga la versatilidad de adaptarse a las nuevas condiciones del mercado, debes estar preparado para esto y aceptar que estos cambios contribuirán en la mejora continua de tu desarrollo… Recuerda que el que no se adapta al cambio fracasa.
  8. Transforma los problemas en oportunidades: A menudo nos reusamos a escuchar quejas y problemas del cliente, porque cuando las externa su tono de voz e incluso lenguaje suele tornarse agresivo; sin embargo, estos problemas abren las puertas para hacer más cercana la relación con el cliente, que se sienta escuchado y apoyado en ti… Cada problema trae consigo un regalo especial para quien decide hacerle frente. Esta recompensa será una venta, una recomendación y lo más importante una gran satisfacción en el cliente al sentir que lo has apoyado.
  9. Apóyate en el Networking: Las relaciones de Networking hoy se convierte en algo fundamental ya que estas ayudaran a tejer una red de contactos con quienes podrás establecer primero una red de distribución para tu producto y/o servicio, contactos para resolver situaciones, personas a quien solicitar recomendación y sobre todo buenos clientes
  10. La palabra acción es la diferencia entre el éxito y el fracaso: De nada sirven tus planes si no se ponen en marcha, ponerte en acción hará que logres tus objetivos porque esta es la pieza que complementara la ecuación. Teniendo una meta, se diseña un plan y por ultimo se pone en acción… Esto nos llevara al éxito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *